Formulario de acceso

Ahorros

 

SABE USTED SOBRE EL AHORRO?

Una de las virtudes del hombre y de la mujer es la práctica de la previsión. Una de las más bellas cualidades de la naturaleza humana está relacionada con el ahorro y el uso oportuno del dinero. Esta cualidad humana debe estar íntimamente relacionada con la honradez, la justicia, la generosidad, la privación de goces egoístas, entre otros. Por el contrario, se considera como degradación humana la avaricia, el fraude, la injusticia, el egoísmo, la imprevisión de aquellos que aplican mal o abusan de los medios que disponen o los que les han sido confiados.

Los humanos, en la práctica, no trabajamos y ahorramos sólo para nosotros, sino también en beneficio de los que dependen de nosotros. La “laboriosidad inteligente” debe saber ganar, saber gastar y por último saber economizar.

Toda persona sana está obligada a hacer lo que pueda para mejorar su estado social, y asegurar su independencia. Con este fin debe “ahorrar” de sus recursos para poder ser independiente en su conducción. La independencia sólo puede lograrse con el ejercicio de la previsión, de la prudencia en el uso de los recursos, y la privación de goces egoístas. Para ser justos tanto como generosos, tienen los hombres y las mujeres que privarse de muchas cosas. La esencia de la generosidad es el sacrificio de sí mismo.

Es necesario inducir tanto a los jóvenes como adultos a que practiquen la virtud del ahorro. El ahorro, no es un instinto natural, sino más bien pareciera ser un principio de conducta que se adquiere con el ejercicio. Consiste en la supresión del goce presente por el bien futuro, la subordinación del apetito animal a la razón, la previsión y la prudencia. Esfuércese y trabaje para hoy, pero también prevea para mañana. Si invierte el capital economizado podrá mejorar el bienestar suyo y de la sociedad para el futuro. Aunque no se conoce el futuro, es una virtud prepararse para él.

Es necesario también inducir al Estado a que practique la virtud del ahorro. Muchos países han demostrado que, con una mayor austeridad en el uso de la plata pública, se ha logrado altos índices de desarrollo, a través de las inversiones en el ámbito de la iniciativa pública. No se trata de hacer apología al “no gasto” sino más bien que éstos tengan una inteligente orientación hacia la obtención de beneficios futuros a través de inversiones más que al destino como objeto prioritario los gastos corrientes.

El amplio sentido se apunta aquí no solo al ahorro del dinero, sino también a los recursos naturales que deben servir también para otras generaciones futuras.

 

Descargue las Tasas de Ahorros vigente

icon download pdf

 

Descargue el Manual Operativo de Ahorros vigente 

icon download pdf